VEX Robotics Competition en nuestro país ha sido desde sus inicios una competencia complicada, competitiva y desafiante en todos los aspectos: El equipamiento tiene un costo elevado, se requiere manejar herramientas mas pesadas como sierras, taladros, destornilladores y llaves, los árbitros deben prepararse y tener un buen criterio a la hora de tomar decisiones y los jueces deben prepararse a evaluar un nivel de exigencia mas técnico que en niveles más pequeños como la VEX IQ Challenge.

Esto ha causado que nuestro torneo sea más pequeño de otros países, y solo podamos enviar un equipo representante cada año al Campeonato Mundial VEX: El equipo ganador del Premio de Excelencia. Por lo cual, el trabajo de jueces, árbitros y pares evaluadores es mas exigente, para poder determinar quien es el mejor equipo en todas las categorías que evalúa la competencia.

De la misma forma, los equipos chilenos se preparan no solo para ganar los partidos del torneo, también para demostrar a los jueces que ellos son capaces de construir algo mas que robots. Lo que ha llevado que los equipos chilenos logren destacar en resultado, y en impacto social en los torneos internacionales. Una prueba de esta declaración es el equipo de robótica de playa ancha Bunki-suru.

Bunki-Suru (分岐する – traducido al español como “Divergir”) es una comunidad de robótica perteneciente al Colegio Patricio Lynch de Valparaíso que lleva participando en el Torneo VEX Chile desde 2015 en la categoría VIQC y 2016 en VRC. Una comunidad que, sin lugar a duda, siempre deja su firma en cualquier evento donde participa, con sus robots únicos, su fuerte lazo de equipo y su grito ensordecedor que se puede escuchar a una gran distancia.

En los otros capítulos, hemos hablado de como dichos equipos han evolucionado con el tiempo, pero en este caso, hablaremos de esta generación en particular, la cual nos llevará al año 2015.

Era la primera versión de la Liga Chilena VEX, en la cual el Colegio Patricio Lynch participa con un equipo de categoría VEX IQ. Ese año, la VEX IQ Challenge era una liga pequeña (solo 16 equipos), por lo que solo existía un cupo al Campeonato Mundial VEX (Premio de Excelencia), su desempeño fue uno de los mejores (5to lugar en clasificatorias, 2do lugar en las finales, 4tos en habilidades con el robot), por lo cual se llevaron el Premio de Excelencia y el honor de ser el Primer equipo chileno representante de VEX IQ en el Campeonato Mundial VEX.

Para la segunda temporada, ya estaban más preparados para lo que se venía en el torneo, lo cual se vio reflejado en su desempeño y su trabajo en el robot, en la Liga Chilena VEX 2016 donde compitieron 32 equipos VEX IQ, obtuvieron el 7mo lugar en el Ranking de Habilidades con el robot, en clasificatorias pasaron a las finales en 13er lugar, y en las finales subieron al 3er lugar de la tabla. Además, se llevaron el Premio de Diseño, por un robot original, bien construido, de buen desempeño y resultado de un estupendo trabajo de ingeniería. Sin embargo, no pudieron clasificar esta temporada ya que la competencia era mas fuerte en la categoría VEX IQ que en su debut.

En el año 2017, los jóvenes ya mas grandes, aceptaron enfrentarse a la categoría VRC del equipo, con la misma energía, y espíritu que demostraron en su etapa de VEX IQ. Para su primer año en VRC, hicieron un buen trabajo, pero se vieron superados por los demás equipos en el desempeño del robot, quedando como semifinalistas del torneo. Obtuvieron el Premio a la Energía, por demostrar ser un equipo fuerte y unido en todos los momentos de la competencia, demostrado en la barra que los apoyaba en todo momento.

Para 2018, ya tenían experiencia en la categoría VRC y su formato de competencia, sumado a que se prepararon desde el lanzamiento de la competencia (fines de Mayo), buscaban demostrar todo el potencial que llevaban dentro. En el Torneo Nacional VEX 2018, llegaron mas preparados que nunca, y después de 10 partidos de Clasificatorias, se posicionaron en 2do lugar en el ranking de habilidades y 3er Lugar en la tabla de clasificatorias (Superados por DSVPlanck y Pizza Mecánica). Además de lograr, junto al equipo Aldebarán X, el puntaje más alto del torneo en partidos de clasificatorias.

En las finales, pudieron haber sido capitanes de la alianza 3, pero fueron elegidos por el equipo DSVPlanck para jugar en las finales como sus compañeros de alianza, aceptaron su invitación, y se formo la Alianza de Valparaíso. Como contamos en el capítulo 3, esta alianza se coronó como Campeones del Torneo VEX Chile, después de un infartante partido final contra la alianza Pizza Mecánica – American British. Esta sería la primera vez que Bunki-suru ganaba un torneo en 4 años de participación.

Sin embargo, y como contamos al inicio de esta nota, no basta con ganar para clasificar al mundial en Chile en VRC, ya que ese cupo esta reservado para el Premio de Excelencia, el cual se le otorgó al equipo DSVPlanck, su compañero y capitán de la alianza 1.

Pero eso no fue todo para el equipo de Playa Ancha, ya que al final del torneo nacional, se anunció que un nuevo Torneo a nivel sudamericano se llevaría a cabo en Colombia, el Torneo Suramericano VEX, y que también tendría cupos para el mundial VEX. (Para la alianza ganadora y para el premio de Excelencia).

Para este torneo, este equipo literalmente renunció a sus vacaciones, ya que se dedicaron 100% a mejorar y arreglar todo lo que les falló en el torneo nacional, si bien, ya lograron ser campeones de un torneo y tenían un robot bastante robusto, sabían que podían ser aún mejores. A Colombia llegaron 3 equipos chilenos: Bunki-suru y Dragones en VRC, y Santa Clara en VIQC. 6 países, más de 60 equipos, y solo 3 pasarían al Mundial por categoría.

Resultados: Bunki-Suru arrasó en los partidos de clasificatorias, con 4 victorias y una derrota, ubicándose 2dos en la tabla de clasificatorias (superados por Rolling-Robots). Ahora ellos serían capitanes de la alianza 2, la cual formaron con Cyber Dolphin de Panamá. En las eliminatorias, superaron la fase de Cuartos de final sin problemas, pero se vieron superados en las semifinales por la alianza Dragones-KING ROBOTS. La decisión de no formar alianza entre equipos chilenos llevo a que ambos equipos se enfrentaran en las Semifinales, por lo que solo un equipo chileno llegó a la final.

Pero el objetivo de competir en el Torneo Suramericano VEX no fue ganar, si no demostrar lo mejor de su equipo y de lo que son capaces como equipo. Su participación y desempeño los llevó a obtener el Premio de los Jueces por su destacado trabajo en equipo, y el Premio de Excelencia, por su destacada participación, excelente desempeño y trabajo de desarrollo ingenieril demostrado en su robot, su libro de ingeniería y su comunidad.

Si uno se pone a analizar el trabajo de este equipo, notará que no es un equipo que se prepara para ser campeones, para ganar torneos o para obtener puntos en un partido. Su preparación y entrenamiento está enfocada en el mejoramiento continuo de sus habilidades, para que sus estudiantes logren ser mejores ingenieros, diseñadores, mecánicos, programadores; personas que sean capaces de solucionar cualquier problema, dejando de lado la competencia. Si bien, bajo el calor del torneo todos nos alteramos, este equipo jamás olvida permanecer unidos, ante todas las situaciones. Y eso ha quedado bien demostrado, pues hasta el momento, son la única generación chilena en recibir el Premio de Excelencia en ambas categorías, VRC y VIQC.

Pero a los fans y equipo de VEX Robotics Chile nos surge la siguiente duda. ¿Veremos a la Alianza de Valparaíso formarse nuevamente en el Mundial?